fbpx

AIESEC es una organización global, independiente, no política, sin fines de lucro y gestionada por jóvenes estudiantes y recién graduados de instituciones de educación superior. Su trabajo se desarrolla a través de una plataforma internacional que permite a sus miembros crear su propia experiencia de intercambio con las oportunidades disponibles en los diferentes países del mundo.

AIESEC Mónica Herrera surge por iniciativa de alumnos de nuestra Escuela con el apoyo de AIESEC EL Salvador para generar entre los estudiantes la posibilidad de estos intercambios.

Desde el año 2011 y con el apoyo de la Secretaría de Asuntos Estudiantiles realiza sus actividades entre las que destacan las pasantías profesionales y los voluntariados internacionales.

Michelle Díaz, estudiante de Diseño Estratégico de nuestra Escuela, viajó a México durante el mes de junio y julio 2018, a vivir una experiencia de voluntariado con el apoyo de AIESEC EL SALVADOR.

Michelle viajó específicamente a la ciudad de Guanajuato en apoyo al proyecto TRAZOS del Foro Inundación, organismo comunitario sin fines de lucro. El objetivo de este proyecto es lograr una educación creativa, que llegue a todos, independientemente de la edad, con el mismo cuidado y calidad. La búsqueda individual de conocimiento y desarrollo personal es el núcleo de TRAZOS, para que cada persona que se vea afectada por el proyecto pueda desarrollar su formación académica, sus fortalezas técnicas y artísticas para un desarrollo social y profesional  para todos.

“Hacer un voluntariado con AIESEC es una experiencia que considero que todo joven debe vivir por lo menos una vez en su vida. Viajar de esta forma me enseñó a ser autosuficiente, más independiente y a tomar decisiones que me desarrollaron como persona. El conjunto de experiencias me aportó mucho a mi vida profesional y personal, ya que expandí mi visión sobre lo que puedo llegar a ser y hacer.

Mi proyecto específicamente, en Guanajuato, México, me ayudó a desarrollar empatía y a conocer nuevas culturas, ya que conviví durante 45 días con personas de Brasil, Colombia, Canadá, Egipto, y claro, de México. Salí de mi zona de confort y descubrí cosas nuevas de mí y de mi entorno.” mencionó Michelle Díaz.