Escuela de Comunicación Mónica Herrera El Salvador

Emprendimiento de Fernando Vides

Fernando-VidesFernando, cuéntanos un poco sobre ti.

Yo estudié en la Mónica Herrera, ingresé en el año 2003 y me gradué en el 2008. Saqué la Licenciatura en Comunicaciones Integradas en Marketing, fui de la primera promoción de esa carrera y nos llevamos la sorpresa del cambio de pensum en el camino, recuerdo que llegamos a tener 11 materias por ciclo en algún momento y fue un gran sacrificio, gracias Dios salimos adelante. 

Como profesional en el área de comunicaciones, si bien soy fotógrafo porque eso es lo que yo hago día a día, trabajar ya sea en fotografías de familia, sociales, publicitarias o eventos; pero más que todo soy comunicador, porque siempre aplico conceptos y conocimientos que adquirí en mí carrera, me enfoco en saber qué es lo quiere el cliente y lo que quiere comunicar. Entender esto es muy importante para un fotógrafo, no solo se trata de tomar la foto y entregarla, sino que también se debe tener claro para qué necesitan la foto, si es comercial, conocer qué objetivo quiere cumplir el cliente, esa psicología que está atrás de lo queremos comunicar es muy importante, y es algo que siempre nos lo martillaron en la Universidad desde el primer año.  

¿Qué hiciste cuando te graduaste de la escuela, y cómo pasaste de trabajar para una tercera persona (o empresa) a tomar la decisión de emprender?

Me gradué de la universidad y ya tenía la certeza que me gustaba la fotografía, pero en ese momento decidí tomar el camino administrativo, el trabajo de oficina y me gustó. Adquirí mucha experiencia, estuve trabajando en agencias de publicidad y en una fundación, siempre en áreas de comunicación. Después retomé el camino de lo que ya me gustaba, que era mi pasatiempo desde 1999, año en que me metí a estudiar en cómo revelar fotografías en cuarto oscuro. Recuerdo que me pasaba horas adentro, tenía una sensación que estaba inmerso en mi propio mundo, a veces 5 horas adentro y ni cuenta me daba hasta que llegaba el profesor y me decía que tenían que cerrar, ese es el tipo de experiencias que te hacen darte cuenta de qué es lo que de verdad te gusta y apasiona en la vida.

En el 2008, 2009 veo la oportunidad de retomar mi pasión. Una amiga tenía el cumpleaños de su hija y me dijo que le gustaría que yo tomara las fotos; estuve indeciso si lo hacía o no, no me miraba tanto en estar tomando fotos en un cumpleaños, tenía esa inseguridad que podés llegar a tener antes de hacer tu primer trabajo, porque una cosa es hacer fotos para uno y es totalmente diferente hacer fotos para alguien más; pero lo hice y lo disfruté bastante y pensé que podía ir trabajando en esto. Ya son más de 5 años desde que estoy trabajando como fotógrafo y hasta el momento he realizado trabajos para Agua Alpina, Olas Permanentes, restaurantes como Take a Wok, Plaza Madero y he ido haciéndome trabajo en diversas áreas.

¿Te resultó fácil emprender? 

La fotografía es algo que me gustaba, pero siempre tuve el paradigma de “¿Sera que en El Salvador se puede vivir de esto?” Ya que en el país las artes se aprecian de una forma que se puede mejorar si la comparas con otros países, pero parte de este trabajo es ver qué puedo hacer yo para poder vivir de esto, y la verdad que sí se puede lograr, ofreciendo un buen servicio y resultados de calidad.

Cuéntanos un poco acerca de tus servicios.

Tengo diferentes servicios, y las solicitudes que me hacen pueden variar dependiendo de la temporada. Por ejemplo, en las épocas lluviosas casi no hay bodas, pero es una época en el que puedo aprovechar para realizar diferentes trabajos orientado a lo comercial o social; hay diferencias entre estos servicios, sobre todo en cuestión de tiempo. Por ejemplo, una boda por lo general es un trabajo extenuante que dura un día hasta altas horas de la noche, en cambio la fotografía comercial o social se puede extender durante varios días, con la diferencia que las jornadas no son tan intensas. 

Independientemente el tipo de servicios, siempre me gusta platicar con los clientes y entender qué están buscando, es muy importante para mí entender la esencia de lo que cada persona quiere que se capture en las fotografías. 

Vamos a hablar de algo que a los emprendedores en etapas tempranas no les gusta hablar tanto, pero en tu experiencia cuáles han sido las dificultades más grandes que has enfrentado. 

Yo creo que es bueno reconocer las circunstancias que experimentas desde el principio, y aceptar el momento por el que estás pasando. Porque aceptar las diferentes situaciones, buenas o malas, te ayudan a entender si hay algo que te está faltando para que tu emprendimiento tenga éxito o siga creciendo. 

Personalmente una de las cosas que a mí se me dieron fue que el primer equipo de fotografía es bien caro y necesitas un buen equipo para ofrecer calidad a los clientes. Por ejemplo, tomar fotos de noche mínimo necesitas un flash, también un lente que tenga mayor luminosidad, entonces esa inversión la tienes que hacer en esta industria, la pregunta es, de dónde generas el dinero para estas compras, mi solución fue ahorrar dinero con trabajos que podía hacer durante el día y después invertir en el equipo necesario para ofrecer servicios en horas nocturnas. Poco a poco ya me fui haciendo de mi equipo, ya tengo dos cuerpos de cámara, varios lentes y así voy, las inversiones pueden ser riesgosas porque puede pasar que compras algo y lo vas a tener ahí tirado, eso es lo que yo evito hacer, si lo necesito una vez mejor lo alquilo o lo presto, si lo voy a usar varias veces entonces si me decido por comprarlo. 

La otra dificultad fue que no sabía cómo cobrar mis servicios y no sabía cómo asesorarme al respecto porque conocía gente que se dedicaba a la fotografía, pero no sabía si me iban a querer ayudar porque aparte de ser colegas son también competencia; pero perdí el miedo de pedir apoyo y una amiga fotógrafa me ayudó a entender cómo poner precio a mis servicios.

¿Cuál ha sido la lección más valiosa que has tenido como emprendedor?

Una de las más importantes es escuchar a tus clientes, cuando te reunís con ellos y te empiezan a contar lo que están buscando se te empiezan a ocurrir un montón de ideas, pero llegar a la conexión entre esa creatividad y lo que ellos están buscando es la mejor forma de tener clientes satisfechos que te vuelven a buscar. Y en mí experiencia, un cliente satisfecho no solo te vuelve a pedir más servicios en el futuro, sino que se puede convertir en un embajador de tu marca y te promociona con sus amigos o conocidos, entonces, trabajar por referencia en la industria de la fotografía es el resultado de una conexión real entre tu trabajo y la necesidad y deseos de tu cliente.

¿Con el aprendizaje que has adquirido durante estos años, si tu iniciaras otro emprendimiento que errores no cometerías?

Los errores siempre te ayudan a aprender en el camino, hay errores que te pueden costar dinero pero eso es parte del aprendizaje. Hay algo que me pasó que no le llamo error, pero en ese momento no me arriesgaba a hacerlo de otra forma. Y es que al principio hacía todo el trabajo solamente por mi cuenta, sin apoyo de nadie más, solo con el equipo sencillo que tenía; una vez me decidí por buscar apoyo, la calidad de los servicios fue mejorando y me quedaba un poco más de tiempo para concentrarme en aspectos importantes que incidían en el resultado final. Además, me di cuenta que incluir opiniones y apoyo del lado femenino resultaba muy importante, porque las mujeres tienen mayor atención a los detalles y ese aporte ayuda a mejorar de gran manera la calidad del trabajo. 

¿Cuáles son los planes de Fernando Vides como emprendedor en el futuro?

Tomé un curso que concluyó hace algunas semanas, fue un diplomado en Emprendimiento y Negocios en la Mónica Herrera, me pareció muy bueno porque que te ayudan por medio de charlas y experiencias de otras personas a ampliar y mejorar tu visión como emprendedor. Uno de los proyectos que tengo a futuro es la creación de una marca y fue la razón por la cual estudié este diplomado, esta nueva marca está dirigida hacía el sector turismo, en este momento me encuentro en la etapa de planificación, y tengo excelentes expectativas en incursionar en este campo.

¿Qué le recomendarías a otros jóvenes que están considerando lanzarse e iniciar algo propio pero que todavía están con la indecisión si vale la pena o no emprender?

Yo siento que la mayoría de personas que están entre querer emprender algo y no hacerlo es porque piensan mucho en el factor dinero. Por supuesto es importante, pero si no tienes todo lo que necesitas para invertir en tu idea de negocio podés hacer estrategias para conseguirlo, por ejemplo, la gente no se imagina, sobre todo los jóvenes, la cantidad de dinero que podés ahorrar si dejas de salir a tomar o comer el fin de semana, y créanme, de gotita en gotita se puede llenar un bote o tal vez un barril entero. En mi caso, por ejemplo, con ese ahorro he podido comprar y mejorar mí equipo de fotografía.

 

Si quieres conocer más del trabajo y servicios de Fernando Vides, te invitamos a visitar su página de Facebook: https://www.facebook.com/fvides 

Acreditaciones y membresías

CDA IAA Felafacs icograda ida universia Adobe Authorised Training Centre